Un argentino al frente del Banco Central de Israel

Se trata del economista Leo Leiderman. Es un experto en mercados latinoamericanos y asiáticos.

 Un emigrante argentino, el economista Leo Leiderman, será el nuevo director del banco central de Israel (Banco de Israel), según la designación del gobierno de ese país que se hizo pública hoy. 

La nominación fue hecha por el premier, Benyamin Netanyahu y el ministro de Finanzas, Yair Lapid, y se produce dos días después de la renuncia de Yaakov Frenkel por un escándalo de impago de un traje en el aeropuerto de Hong Kong, que dañó su imagen y le impidió asumir, según un despacho de la agencia ANSA.

"Agradezco al primer ministro y al titular de Finanzas la confianza en mí. Me emociona volver al Banco de Israel y ayudar a la economía nacional ante los retos que tiene por delante", dijo Leiderman en un comunicado.

Nacido en la Argentina y gran conocedor de los mercados latinoamericanos y asiáticos, el nuevo presidente del Banco de Israel emigró al Estado judío a los 17 años y en la década de los 90 fue asesor del presidente de la entidad y director de su departamento de investigación.

En ambos casos trabajó cerca de Frenkel, salpicado por un escándalo que ganó amplia difusión en los medios de comunicación.

Para que el puesto quede en firme, el argentino necesita que una comisión especializada refrende sus aptitudes para el cargo, según marca la legislación local.

El designado presidente del Banco de Israel se licenció en Ciencias Económicas en la Universidad Hebrea de Jerusalén y después hizo su doctorado en la Universidad de Chicago de la mano de Robert Lucas, Premio Nobel de Economía en 1995.

El nombre de Leiderman ya había estado en danza para la presidencia del Banco de Israel en 2005, pero Netanyahu prefirió al estadounidense Stanley Fischer por su prestigio internacional, y hace sólo tres meses, por la misma razón, se la ofreció a Frenkel.

Leiderman es profesor de Economía en la Universidad de Tel Aviv desde 1979 y ejerció entre 2000 y 2002 como director de Mercados Emergentes del Deutsche Bank. También fue investigador ad hoc del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM).

En los últimos tiempos, el argentino compaginaba su actividad académica con la de asesor senior macroeconómico del Bank Hapoalim, la principal entidad financiera israelita.

El designado es autor además de siete libros y suma más de setenta artículos, muchas de ellas con investigaciones sobre bancos emisores, la lucha contra la inflación, el movimiento de capitales y los tipos de cambio de moneda extranjera.

Con su nombramiento, Netanyahu espera poner fin a una situación que se inició hace cuatro meses con la dimisión de Fischer dos años antes de terminar su segundo mandato, y que siguió con el nombramiento de Frenkel, que confesó haber sido casi forzado por el primer ministro a aceptar el cargo.

Su elección pasó el escrutinio de la comisión especializada de altos nombramientos públicos, aunque el escándalo del traje y las intensas investigaciones que siguieron le hicieron presentar su dimisión ayer.

FUENTE: CRONISTA.COM 

Volver al listado de noticias