Todo lo que hay que saber de las nuevas puertas corredizas

Invitan, insinúan y juegan con nuestra imaginación. Pueden dividir ambientes o conectarlos. Son las puertas corredizas que vuelven a ganar protagonismo en el diseño interior.

Vienen en distintos materiales (madera; vidrios transparentes o translúcidos; tapizadas en tela, cuero o con pinturas artísticas), tamaños y terminaciones. La elección se realizará en función del estilo que se desee: rústica, vintage y restaurada y también si se prefieren colgantes o empotradas.

Colgante. Una puerta en amarillo y herrajes negros aportan diseño y funcionalidad al ambiente.

Colgante. Una puerta en amarillo y herrajes negros aportan diseño y funcionalidad al ambiente.

“Para asegurar el óptimo funcionamiento de una puerta corrediza debemos asegurarnos que el dispositivo de corrimiento sea impecable, que hoy se consiguen muy buenos y ésta es la gran diferencia con esta generación de puertas, que modifican el viejo concepto que no son eficientes de utilizar”, aclara la interiorista Viviana Melamed.

Otro de los conceptos que cambió es que ya no se usan sólo para optimizar el espacio en ambientes reducidos sino que se suman a los que tienen amplias superficies, donde se necesitan crear divisiones sin perder la opción de integrarlos. Son un recurso utilizado en todo tipo de situaciones: en divisiones de espacios principales como estar/microcine, comedor/cocina, estar/ galería.

Las puertas de vidrio, por ejemplo, son las aliadas ideales para dividir integrando debido la liviandad y lo translúcido del vidrio.

¿Cómo combinarlas? “Es conveniente que tengan un absoluto diálogo con las paredes y revestimientos del ambiente. La clave es que se mimeticen”, enfantiza Melamed.

Un detalle para tener en cuenta es que estas puertas necesitan contar con espacio de radio para su apertura, porque se deslizan hacia los laterales con movimientos paralelos. Se sujetan con una guía desde la parte superior y/o inferior.

A la hora de elegir una puerta corrediza conviene tener en cuenta algunos tips. El primero es evaluar qué tipo de puerta se colocará. Habrá que tener en cuenta el espacio para determinar si es de una o dos hojas.

Herrajes. Línea Slido para puertas de hasta 100 kilos (Häfele) .

Herrajes. Línea Slido para puertas de hasta 100 kilos (Häfele) .

“Es fundamental considerar el peso para elegir un herraje correcto (hay sistemas que soportan hasta 100 kilos)”, señala Fernanda Smith, gerente de Marketing y Producto de Häfele Argentina, empresa especialista en herrajes, accesorios y sistemas inteligentes de diseño.

Otro elemento a tener en cuenta es la guía de desplazamiento, “que puede ser superior y/o inferior y puede contar con un sistema de ajuste de altura de aproximadamente 3 milímetros”, agrega Smith.

Los tiradores es otro de los elementos a evaluar. “Para sumar estilo y funcionalidad se pueden colocar tiradores que colaboren con el deslizamiento de la puerta”, acota. En el mercado existe una variedad de propuestas que suman diseño.

En cuanto a precios, el abanico es bastante amplio ya que depende del material elegido y de la calidad del mismo. Se consiguen puertas corredizas, de tamaño estándar, desde $ 3.500. Además, hay que sumarle los herrajes, que cuestan desde $ 2.200.

Las puertas, muchas veces, hablan por sí solas. Pueden resultar un recurso decorativo o una solución para integrar o separar espacios, por eso es que cada vez se le presta mayor atención y aparecen nuevas alternativas que conquistan varios hogares.

Fuente: https://www.clarin.com/arq/saber-nuevas-puertas-corredizas_0_S1gqWj1LM.html#cxrecs_s 

Volver al listado de noticias