Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Una vez más se otorgaron los Premios Nacionales Clarín-SCA para estudiantes de arquitectura. Con esta última entrega que se realizó ayer en el auditorio de la Sociedad Central de Arquitectos, van 17 ediciones.

El premio tuvo su origen en una sección de la revista ARQ- Clarín llamada El Taller, que es el ámbito de las facultades de arquitectura donde los estudiantes se ejercitan en la producción de proyectos de toda ídole, desde los más pequeños de escala doméstica a los urbanos. La idea de esa sección y del premio fue, desde un principio, dar un reconocimiento a la labor de los estudiantes y docentes. Y que sirva a los futuros arquitectos, no solo de palmadita en la espalda, sino también como puntapié inicial para forjar sus propias trayectorias profesionales.

Los años lo han convalidado. Por esas páginas de El Taller han pasado estudiantes que luego tuvieron importante participación en importantes obras.

Por caso, Andrés Schulman, el primero en ser publicado en la sección El Taller, en 1991, luego apareció como uno de los máximos responsables del proyecto de restauración y modernización tecnológica del Teatro Colón; el rosarino Alejandro Beltramone poniéndole su firma al rediseño del entorno del Monumento a la Bandera; Carla Bechelli, como asociada de Rafael Viñoly en obras como el Aeropuerto de Carrasco o los departamentos Acqua en Punta del Este; Gastón Paulo Flores, como autor del Centro Metropolitano de Diseño y de la nueva sede del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo; Sergio Ronzoni supervisando las obras de la Usina del Arte. O más recientemente, Ludmila Crippa como ganadora de varios premios en los Concursos de Viviendas para Villa Olímpica en Comuna 8 o Agostina Sambataro en las obras de actualización funcional y tecnológica del Teatro Coliseo, entre tantos otros destacados estudiantes.

También el premio ha servido, año tras año, como radiografía de la enseñanza de arquitectura en el país y para ver cuáles son los temas que preocupan o en el que están poniendo foco los profesores universitarios en sus talleres.

Para esta edición, del gran arco temático presentado, el jurado compuesto por los arquitectos Emilio Rivoira (votado por los participantes) Fernando Jaime (por ARQ-Clarín), Matías Gigli (por la SCA) y Mario Boscoboinik (por FADEA), seleccionaron tres proyectos que muestran campos disciplinares distintos. Uno que plantea una fuerte problemática urbana, con construcciones para viviendas que se amoldan al tejido vecino pero que además se combinan con dos torres que ofician de portales de entrada a la ciudad de La Plata. El segundo es el más “arquitectónico” en sentido tradicional. Plantea el proyecto de un edificio único para alojar una mediateca en un terreno que por mucho tiempo fue un estacionamiento, en la Av. Córdoba y Rodríguez Peña. Y el tercero, intenta dar múltiples respuestas de tipo ambiental, energéticas y sociales al proyecto de un Centro de Capacitación y Producción en zonas inundables del Tigre.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Los ganadores del Premio Clarín SCA 2017 Foto: Mario Quinteros

Veamos más en detalle cada uno. Alex Iván Andino y Carolina Rouaux, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata proponen para la entrada a la ciudad de las diagonales crear una suerte de portal de acceso materializado con dos torres de viviendas. Para eso, en este ejercicio académico, proponen para el área de manzanas delimitadas por las calles 115, Av. 1 y calle 2, calle 33 y 34, soterrar el tren, con el objetivo de convertir a la Av. 1 en una gran vía de circulación.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Un portal para La Plata, uno de los trabajos ganadores

“De esta manera, el movimiento de tránsito pesado, pasaría a dividirse entre la Av. 122 (prolongación de la R.N. 11) y lo que sería el nuevo tramo de la Autopista Buenos Aires - La Plata. Así, la Av. 1 recuperaría su identidad que por la presencia de las vías ferroviarias, había perdido y principalmente, otorgándole la jerarquía necesaria para posicionarse como vía principal de ingreso a la ciudad. “ Además de las dos torres de viviendas, proponen otras viviendas en forma de tiras de planta baja y 2 y 9 pisos con grandes patios interiores que completan, recomponen y ordenan la forma de estas tres manzanas de donde emergen las torres.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Los estudiantes platenses proponen combinar torres con tiras de viviendas más bajas que acompañan el paisaje existente.

También lanzan una propuesta para las unidades de vivienda. Dicen: “Los habitantes de hoy en día (pensando en el desafío de proyectar la vivienda de acá a lo próximos 50 años) necesitan espacios flexibles en su uso, inestables, capaces de concebir usos superpuestos. Entendemos que la nueva casa, es en realidad, muchas cosas: se dilata, se comprime, se adapta y muta.” Para dar una respuesta proyectaron un sistema que justamente permite los cambios a lo largo del tiempo.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Las viviendas proyectadas por los estudiantes permiten que se acomoden a los requerimientos de distintos tipos de familias.

A Nicolás Ricci (FADU-UBA) le tocó proyectar un edificio de gran carácter institucional, que en el ejercicio llamaron Mediateca de Buenos Aires, algo así como la versión contemporánea y a escala de la Ciudad de la Biblioteca Nacional. ¡Pavada de encargo, teniendo de antecedente la biblioteca de Clorindo Testa!

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

La mediateca proyectada por Nicolás Ricci de la FADU tiene gran presencia institucional.

El terreno, con frentes a la Av. Córdoba, la calle Rodríguez Peña y a la plazoleta Petronila Rodríguez y lindante con el Palacio Sarmiento (actual Ministerio de Educación y de Deportes de la Nación) es de lo más codiciado. Y pide a gritos, un buen edificio.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

La mediateca da a la Av. Córdoba y se expande sobre la plazoleta Petronila Rodríguez con un auditorio al aire libre.

Ricci no desperdició la oportunidad y propuso para esta mediateca un gran cubo metálico, horadado estratégicamente, para generar un juego de masas, llenos y vacíos, atendiendo a la orientación y a las funciones del edificio: Sobre la esquina que da a la Av. Córdoba armó un gran acceso de escala institucional y otro a manera de expansión sobre la plazoleta donde colocó gradas, creando una suerte de anfiteatro público al aire libre.

El otro trabajo premiado pertenece a Nicolás Matteassi y Juan Gómez de la Facultad de Arquitectura, Diseño, Arte y Urbanismo de la Universidad de Morón. Pone acento en la sustentabilidad, un tema al que el decano de la facultad de Morón, Oscar Borrachia, recientemente fallecido, ponía especial atención.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

Un "bosque" de edificios plantearon los alumnos de Morón para un centro de capacitación y producción en el Tigre.

Y no es para menos. Todos sabemos que la salud del hábitat y del planeta está en problemas. Los arquitectos somos arte y parte de lo que está sucediendo. Como alguna vez dijo Norman Foster, el arquitecto inglés autor de nuestra sede de gobierno, “el 75% de la energía que se produce en el planeta es consumida por el 25% de la población mundial; y lo más alarmante es que la mitad es consumida por los edificios”.

Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

El proyecto intenta amoldarse al lugar y tomar sus enseñanazas.

Los estudiantes de Morón propusieron para un Centro de Capacitación y Producción de insumos regionales destinado a los habitantes de las islas del Tigre, unas construcciones circulares en madera laminada que aluden a la forma de los árboles: el tronco se hinca en el terreno que es inundable y sostiene la copa donde se ubican las aulas, los talleres, las áreas de exposición de los productos, la administración y los servicios… Además, hay un sector llamado Usina donde se produce la energía que el edificio necesita para su funcionamiento. Allí hacen el tratamiento de los desechos, se recolectan y se tratan las aguas de lluvia para reutilizarlas en el riego, se las potabiliza para aseo y consumo.

  Premios Clarín-SCA 2017: las propuestas de los estudiantes para una ciudad mejor

El Centro de Capacitación y Producción está a la vera del río y en zona inundable, por eso adopta la forma "tronco-copa".

El complejo también tiene un sistema regulable con rejillas para el control de la iluminación, la temperatura y la ventilación. Y cuenta con paneles solares en las cubiertas que se elevan y giran siguiendo la trayectoria del sol.

Fuente: https://www.clarin.com/arq/premios-clarin-sca-2017-propuestas-estudiantes-ciudad-mejor_0_ryUUpVQ-f.html

Volver al listado de noticias