La policía municipal estará integrada por trescientos efectivos armados.

El intendente Gustavo Pulti anunció que la policía municipal estará integrada en la primera etapa de su creación por unos trescientos efectivos que serán seleccionados y capacitados antes de fin de año. Un dato: los agentes portarán armas para combatir la inseguridad, la principal preocupación del 90% de los marplatenses según la Municipalidad.

Pulti hizo el anuncio en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, donde presentó la dirección técnica del equipo que diseñará el proyecto de la policía comunal. El intendente encabezó el acto acompañado por el reconocido experto en derecho procesal Alberto Binder -el hombre elegido por Pulti como asesor clave de la iniciativa-, la doctora Gabriela Vázquez, coordinadora del proyecto, y el titular del Programa de Protección Ciudadana, César Ventimiglia.

El intendente confirmó también que la Dirección Estratégica que llevará adelante la conformación de la policía "sobre bases sanas" tendrá definidas antes de fin de año las herramientas básicas para la conducción técnica y operativa de la nueva fuerza. El organismo, que tendrá como director del equipo a Binder, estará integrado por siete miembros del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penal y Sociales y funcionarios del gobierno local y concejales.

Así, Mar del Plata se convertirá en la primera ciudad del país en contar con una policía municipal propia, con un nivel de atribuciones superior al de las guardias urbanas. Pulti ratificó ayer que llamará a una consulta popular para que decidan los vecinos si apoyan o no la iniciativa. La convocatoria se haría a fines de mayo.

Ante una pregunta de LA CAPITAL en la conferencia de prensa, Binder admitió que la convivencia entre la policía bonaerense y la fuerza municipal será "difícil". Tras la respuesta del especialista se hizo un silencio y Pulti pidió el micrófono para dar su parecer: "Si tomamos la decisión de crear la fuerza es porque con lo que hay no alcanza. No estamos planteando una situación confrontativa (con la policía bonaerense), sino de complementariedad". Enseguida Binder volvió sobre sus dichos y explicó que "hay que coordinar y ponerse de acuerdo" con la bonaerense. "Apelamos a la buena fe. Vamos a tratar de actuar siempre con información clara y transparente", sostuvo.

En la primera etapa, la policía estará abocada a la prevención. "Los efectivos estarán armados. Un policía sin armas no es un policía. La idea es crear una policía municipal en serio que asuma las tareas de prevención y de colaboración en la generación de condiciones seguras y pacíficas de vida", dijo Binder. Y enseguida agregó: "La iniciativa implicará también el desafío de encontrar los nuevos métodos de trabajo y de coordinación con las fuerzas provinciales y con las fuerzas e instituciones encargadas de la persecución penal y el castigo de los delitos".

En su discurso, Pulti habló de la necesidad de crear una policía "sana" y capacitada que tenga "todas las características" de la fuerza y asuma un compromiso importante con el servicio público. "No se puede tener una buena policía con una mala formación", señaló.

Además, el intendente contó que el gobernador bonaerense Daniel Scioli recibió "muy bien" el proyecto. "Me dijo que le parecía una buena iniciativa -reveló-. El proyecto no se hace en contra de nadie sino a favor de un mayor compromiso con la sociedad".

Pulti ratificó la decisión de crear una policía con todas las condiciones y alcances de una fuerza que "signifique un paso adelante para generar mejores condiciones" de seguridad. "Es una decisión estratégica, aspiramos a fijar una política de Estado durable en el tiempo con perspectivas de progreso y crecimiento que modifiquen cualitativamente las condiciones actuales de seguridad", afirmó. A su entender, es importante que el gobierno municipal pueda tener la conducción política de la policía. "La idea es que la fuerza tenga la capacitación que requiere y los procesos de selección necesarios para una policía verdaderamente apta".

El intendente aprovechó el contacto con los medios para aclarar que la decisión de crear la policía no tiene objeciones de carácter constitucional. "La última palabra la van a tener los marplatenses y bataneses. No sólo definirán la creación de la fuerza sino que también votarán un programa con todos los alcances de la policía. Buscamos mejorar los niveles de compromiso y responsabilidad del gobierno frente a este desafío de la época que es brindar en otras condiciones la batalla contra el delito", expresó.

Según Pulti, la inseguridad es la principal preocupación de los vecinos. "La gente nos está haciendo llegar sus reclamos para que brindemos más respuestas. La decisión de crear la policía municipal es el desafío necesario que impone el ahora. Podríamos haber tomado medidas más tibias, como poner más cámaras de seguridad o comprar más patrulleros. Pero decidimos escuchar a los vecinos e ir a fondo para combatir la inseguridad. Los políticos no deben tener los oídos tapados y ojalá que esta iniciativa sirva para marcar una nueva hoja de ruta", apuntó.

Pulti consideró imprescindible contar con un presupuesto propio para "llevar adelante la conducción de una policía que tenga en el gobierno local la posibilidad de tomar decisiones y arbitrar eficientemente sus programas de formación".

Por su parte, Binder hizo hincapié en la importancia de conformar una fuerza con "niveles de transparencia" que esté abocada a la prevención del delito. "La policía necesita nueva tecnología y nuevos liderazgos", sostuvo. Y luego añadió: "Este paso que pretende dar el municipio es importante porque no sólo queda claro que reclama fuertemente al gobierno provincial sino también indica a los vecinos que está dispuesto a conducir esta política de seguridad y construir herramientas que permitan aplicarlas?.

Tras el crimen del reportero gráfico José Luis Cabezas, Binder fue el ideólogo de la intervención a la "maldita policía". Reconocido en Latinoamérica, es uno de los especialistas a los que consulta el gobierno municipal para crear una fuerza de seguridad propia.

Binder tiene una amplia trayectoria: director del instituto latinoamericano sobre seguridad y democracia (Ilsed), miembro titular del Instituto Iberoamericano del Derecho Procesal Penal, director del Centro de Políticas Públicas para el Socialismo (Ceppas), asesor del Centro de Justicia de las Américas de la OEA (Ceja) y codirector de las revistas del Ilanud y ?Sistemas Judiciales? del Ceja.

"Hoy existe una enorme preocupación social por los problemas de seguridad. Desde hace más de una década en todo el país, pero especialmente en la provincia de Buenos Aires, se viene tratando de llevar adelante un proceso de reformulación de todo el sistema de seguridad que implica una fuerte descentralización de la policía. Pero desgraciadamente ese proceso viene mucho más lento de lo que necesita la sociedad", manifestó Binder.

En el último tramo de su discurso, el flamante director del equipo técnico calificó como "un acto democrático de trascendencia" el llamado a una consulta popular de la Municipalidad. "El Gobierno local está dispuesto a tomar el toro por las astas -aseguró Binder-. Este es un proceso complejo que va a llevar trabajo y tiempo pero que también puede tener un proceso transparente de realizaciones inmediatas. Si no damos este paso, no estamos en condiciones de contar con las herramientas modernas para enfrentar una criminalidad que se ha modernizado mucho".

 

"El objetivo es crear una policía en serio"

 

"La idea es crear una policía municipal en serio". La frase pertenece a Alberto Binder, autor del plan de intervención y rediseño de la policía bonaerense. El especialista elegido por el intendente Gustavo Pulti como asesor clave del proyecto para crear una nueva fuerza, tiene una extensa trayectoria: miembro de la comisión directiva del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia y asesor de los procesos de reforma de la justicia penal, el Ministerio Público y sistemas policiales en Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Ecuador, Venezuela, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, entre otros países. Además fue el autor del nuevo régimen de justicia militar y del régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas; asesor de organismos de cooperación internacional en temas de reforma judicial, política criminal y política de seguridad.

En el campo docente, Binder se destaca como profesor de Derecho Procesal penal de postgrado en la universidad de Buenos Aires. También como docente en la universidad nacional del Comahue, San Juan Bosco de la Patagonia; en la Universidad de Zulia Venezuela y Diego Portales de Chile.

Binder escribió varios libros sobre política criminal, de seguridad y reforma policial, entre ellos "Las repúblicas aéreas al Estado de Derecho", "Ideas para un debate sobre la reforma judicial en América latina", "Justicia penal y Estado de Derecho", "Iniciación al proceso penal acusatorio", "Política criminal y de la formulación a la praxis", "Introducción al derecho penal", "Introducción al derecho procesal penal", "El incumplimiento de las formas procesales", "Ideas y materiales para la reforma de la justicia penal" y "Policías y ladrones".

 

Con voto electrónico

 

En el Ejecutivo Municipal, trascendió anoche, no descartan la aplicación del voto electrónico para la consulta sobre la policía municipal. "Se están analizando distintas alternativas", se consignó aunque pudo establecerse que se harán todos los esfuerzos para permitir que marplatenses y batanenses -tal como sucedió en la elección de delegados municipales hace tres años- puedan emitir su opinión sobre esta iniciativa a través del voto electrónico.

 

"Una consulta popular es un gasto innecesario de dinero"

 

El diputado provincial denarvaísta Guillermo Britos consideró que llevar a una consulta popular la creación de la policía municipal "es un gasto innecesario de dinero y un esfuerzo sin sentido".

El ex comisario marplatense se mostró en contra del llamado a una consulta popular propuesto por los intendentes Sergio Massa y Gustavo Pulti para definir la creación de sendas fuerzas policiales y agregó: "No hay que entrar en un terreno en el que la seguridad es un problema de todos y al final es un problema de ninguno. Lo que hace falta es decisión política y que se traten los proyectos presentados en la Legislatura bonaerense".

Con relación al proyecto Britos subrayó que "la policía comunitaria debe ser financiada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, para que no haya un desequilibrio entre municipios que tienen plata para financiarla y los que no".

 

Fuente: Diario La Capital. 

Volver al listado de noticias