Hallar estacionamiento en el centro ya no es tan difícil

El conductor de un Focus intenta estacionar de trompa en un espacio vacío, pero desde unos metros más adelante un hombre en un Peugeot 307 y con las balizas puestas le toca bocina mientras hace marcha atrás para estacionar en el mismo lugar. Ambos se bajan, se increpan y se insultan hasta que el conductor del Focus, a regañadientes, cede y abandona la disputa. La discusión, ocurrida en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Falucho el miércoles pasado, tuvo algo novedoso: no fue en el microcentro de la ciudad -donde hasta hace poco encontrar un hueco libre para estacionar se había convertido en un desafío a la paciencia- sino en los alrededores, en el sector que quedó excluido del nuevo sistema de estacionamiento medido. Ahora, dejar el auto en el centro ya no es tan difícil: hay más lugares disponibles y mayor rotación de vehículos.

A más de dos meses de la implementación del proyecto, puede advertirse el impacto de la medida. El cambio es notorio: quienes eligen no pagar para dejar el auto optaron por alejarse del centro y estacionar detrás de los límites de la zona que comprende el estacionamiento medido. Así, las calles de los alrededores, que antes no eran tan tenidas en cuenta por los automovilistas, fueron revalorizadas en los últimos tiempos y empezaron a cubrirse de vehículos. La Perla y la plaza Mitre se convirtieron en dos de las zonas más elegidas para estacionar.

Motivos económicos

La principal razón para apartarse del microcentro es económica, porque una persona que trabaja en esta área de la ciudad necesita 24 pesos por día para dejar el auto durante ocho horas. Apelar a las cocheras no implica ahorrar demasiado. La hora cotiza entre 10 y 15 pesos y la media jornada de ocho horas, en aquellas que ofrecen esta fracción, cuesta 70 pesos diarios. Y en el caso de la opción mensual el valor ronda los 450 pesos por mes.

"El balance del nuevo sistema de estacionamiento medido es positivo. Se están logrando alcanzar los dos objetivos centrales de la iniciativa. Por un lado mejorar la rotación en el uso del espacio público para que los marplatenses y turistas que necesiten realizar algún trámite en el área central de la ciudad logren conseguir un espacio para dejar el vehículo con mayor facilidad que antes, hecho que se verifica actualmente", destacó el subsecretario de Control, Adrián Alveolite. Y agregó: "Otra de las metas del proyecto es facilitar el pago del estacionamiento aprovechando el aporte de las nuevas tecnologías. Antes de la implementación del sistema existía una sola forma de pago, la compra de tarjetas de papel, que no resultaba claro dónde y quién las vendía. Hoy, en cambio, hay tres veces más puntos fijos de venta, claramente identificados en los carteles ubicados al comienzo de cada cuadra, con cartelería adecuada y bien colocada. Además hay tres formas más de pago que antes no existían".

Otros tiempos

Uno de los cambios de rutina que impuso este desplazamiento de los automovilistas es que muchos que antes salían hacia sus trabajos con quince minutos de anticipación, ahora lo hacen al menos con media hora porque deben dar más vueltas para encontrar un espacio.

Hay una contra más: la seguridad. Es una preocupación dejar el auto alejado del lugar de trabajo y en una zona donde el movimiento es menor. De todos modos, con la mano en la billetera, los automovilistas consultados afirmaron que eligen correr el riesgo.

Otro de los impactos del nuevo sistema es que muchos "trapitos" optaron por abandonar el centro para "mudarse" a la zona que quedó excluida del sistema de estacionamiento medido. "Ahora hay más trabajo en los alrededores del microcentro, donde los automovilistas no tienen que pagar para estacionar", dicen los "trapitos".

De acuerdo al balance que hacen en el municipio, el tránsito en el centro está más ordenado. Y se logró el objetivo de ?descongestionar y darle otra dinámica? a la zona bancaria y comercial, que tiene lugares para estacionar y mayor rotación.

El nuevo sistema

La Municipalidad puso en marcha el 4 de marzo el nuevo sistema de estacionamiento medido. Los conductores tienen varias alternativas para abonar la tarifa, entre ellas existe la posibilidad de enviar mensajes de texto a través de los teléfonos celulares, que reciben un aviso cada vez que concluye el tiempo adquirido. Los automovilistas también pueden pagar el estacionamiento por intermedio de una llamada telefónica, visitando la página en internet de la Comuna o concurriendo a alguno de los 140 comercios habilitados en la zona para la venta de créditos virtuales.

La zona, los horarios y el precio siguen siendo los mismos: el radio que abarca son las calles 25 de Mayo, Colón, España y Buenos Aires y cuesta 3 pesos la hora. Durante la temporada estival (16 de diciembre al 15 de marzo) el horario será de lunes a sábado de 8 a 23, mientras que en invierno (16 de marzo al 15 de diciembre) es de lunes a sábado de 8 a 20. Domingos, feriados y asuetos habrá libre estacionamiento.

Hay cuatro formas diferentes de cargar el estacionamiento y es necesario contar con una tarjeta prepaga. Estas tienen el mismo tamaño que una tarjeta de crédito o de telefonía. Hay de color verde, de 6 pesos, que cubre 2 horas; la amarilla de 15 pesos por 5 horas y una tarjeta de 90 pesos que es para los que usan más frecuentemente el servicio.

Hay 140 puntos habilitados dentro de la zona del centro y están los "permisionarios", que son aquellas personas que vendían las tarjetas de papel y ahora hacen lo propio con estas tarjetas. Mientras que en los comercios que se vendan hay un calco con una letra "E" que los identifica.

Los conductores que estacionen en el centro deben adquirir créditos virtuales mediante la compra de tarjetas o concurriendo a comercios que disponen de un posnet -similar al de las tarjetas de crédito y débito- para abonar allí la tarifa. Las tarjetas tienen un código que deberá ser ingresado mediante un teléfono celular y enviado por mensaje de texto junto al número de patente. La misma operación puede realizarse -sin tarjeta- en kioscos, por internet o a través de llamadas telefónicas.

El control es realizado por los agentes de Tránsito, quienes disponen de equipos con pantallas que les permiten verificar cuál es la situación de cualquier auto, labrar multas y solicitar el acarreo de los vehículos en infracción.

Formas de pago

* Los usuarios pueden comprar la tarjeta y pasarla -tipo posnet- por los dispositivos especiales ubicados dentro de los comercios, en su mayoría kioscos. Allí puede ser cargada incluso por el comerciante, en caso de dificultades. La máquina emite un ticket y no hace falta dejarlo en el auto, como se hace en la actualidad, ya que el registro queda en un banco informatizado. También se puede consultar el saldo en dichas máquinas.

* Otra forma es la carga por celular a través de un mensaje de texto. Cuando se intenta cargar por primera vez, debe enviarse un SMS al 54223 con la palabra "R" para registrarse. Luego se recibirá una clave de acceso. Y a partir de ese momento queda registrado el número de teléfono al sistema. Una vez registrado, se debe raspar la tarjeta y aparecerá un código. Cada vez que se pretenda renovar el tiempo de estacionamiento, el usuario debe mandar un SMS al 54223 con la letra "T" y el número de pin que figura en la tarjeta. Ya para estacionar, debe enviar el mismo SMS pero con la palabra "E" con los datos de la patente. Y para finalizar el tiempo de estacionamiento, un último SMS al 54223 con la letra "F" y con la patente.

* Otra opción es llamando al 432-3000 y allí recibirá las instrucciones para poder registrarse y estacionar.

* La última alternativa es a través de una computadora o celular con conexión a internet. Se puede entrar a la página del municipio, y desde allí se podrá acceder también al sistema de estacionamiento medido.

Un dato: el mínimo tarifado es de una hora. A partir de la segunda hora, el tiempo se fracciona cada 15 minutos. El precio de cada mensaje enviado al 54223 está a cargo del usuario, con el costo que fije la empresa. Cinco minutos antes de finalizar la primera hora de estacionamiento, el sistema enviará un mensaje para avisarle al usuario e indicarle el comienzo de la renovación automática. Luego de 4 horas de uso del servicio, el sistema informará a través de un mensaje que el estacionamiento aún está activo y cómo cancelarlo. Para consultar el saldo, se deberá enviar un mensaje al 54223 con la letra S.

"El objetivo de este nuevo sistema es brindar mayor comodidad y mayores lugares para estacionar. Un servicio que mediante el uso de las nuevas tecnologías permitirá estacionar el tiempo necesario, favoreciendo una mayor rotación y disponibilidad del espacio", explicó Alveolite. Y destacó que el sistema fue diseñado, programado y administrado por personal municipal "y con un soporte construido en un trabajo mancomunado con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Mar del Plata y con equipos técnicos del municipio".

 

Fuente: Diario La Capital. 

Volver al listado de noticias