El Gobierno estudia habilitar a los Cedin para comprar bonos, acciones y cheques

La CNV mantendrá esta semana una reunión con las autoridades de los mercados para lanzar el estudio de la iniciativa. Ven que la propuesta respeta el ‘espíritu’ oficial

Acciones, bonos, cheques de pago diferido, fideicomisos, todo podrá ser comprado y vendido contra los Cedin, el medio de pago que debuta hoy y que promete revolucionar, al menos en una primera instancia, el clásico bimonetarismo argentino producto de décadas de incertidumbre financiera.

 


Lejos ya de la ambición por pesificarlo todo, la apuesta del Gobierno es, ahora, a ‘cedinizarlo’. Según pudo averiguar El Cronista, esta semana, Alejandro Vanoli, titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV) mantendrá una reunión con las máximas autoridades de los mercados para avanzar en este sentido. Vanoli viene de habilitar, la última semana, la cotización del Cedin en todos los mercados del país. También podrán ser negociados en bancos y casas de cambio.


En el abanico de alternativas que dibuja el Cedin –y que proyecta en el imaginario el Gobierno–, además de ganar liquidez con el flamante instrumento, se busca sumarle recursos al mercado bursátil local, diezmado en los últimos años por la desaparición de las AFJP como inversores institucionales y también la instrumentación del encaje a los capitales golondrina que continúa vigente y que le quitó una porción de recursos que la plaza –clasificada “de frontera” por algunos bancos de inversión internacionales– nunca volvió a recuperar. Hoy, 90% de las operaciones con acciones argentinas se realizan en el exterior, principalmente en la Bolsa de Nueva York.
A priori, una fuente que participará de la reunión se mostró optimista: “Vemos que esto va en el mismo sentido que quiere la Casa Rosada, le daría más liquidez al Cedin y ayudaría a repatriar capitales y negocios al mercado local, no creo que haya inconvenientes ya que desde el Gobierno nos anticiparon que les parecía bien”.


De esta manera, el Cedin no sólo cotizará en los mercados secundarios: también podrá canjearse por títulos valores.


“Si se habilita para acciones y bonos, no veo que no pueda utilizarse para adquirir el resto de los productos financieros que ofrece el mercado”, señaló una fuente de mercado.

Lo que va del azul al verde

La suerte de acciones y bonos locales parece cifrar su suerte inmediata a la evolución del dólar “blue” más que a las especulaciones que despierta el lanzamiento del Cedin. Pasando por alto la tormenta que azota a los mercados emergentes, –la salida de capitales de esas plazas hacia los Estados Unidos (vuelo a la calidad) a partir de las primeras definiciones de Ben Bernanke, el titular de la Fed, sobre el potencial recorte en la compra de bonos del Tesoro–, los argumentos locales que rigen el corto plazo, los ‘drivers’, parecen gobernar las tendencias de los activos locales y tener un peso específico mucho más relevante que el resto de los datos que orbitan la plaza.


En rigor, la correlación entre la evolución del dólar blue y los precios en el mercado bursátil local es altísima. Según los analistas, al observar el Merval, por ejemplo, en el segundo trimestre la correlación entre ambas series de precios es cercana a 0,9 (el mayor es 1). De hecho, si se toman para el análisis los dos meses de mayor movimiento en el último tiempo como son abril y junio, se ve que en el primero, el índice líder subió 13,7% y el billete marginal se disparó 11,5%. En lo que va de este mes, ambos caen 12,7% y más del 10%, respectivamente. Con el blanqueo, el Gobierno pondrá en funcionamiento una competencia legal al dólar blue que tendrá cotización en los mercados. De todas formas para los operadores, el éxito o no de este nuevo mercado, dependerá de la liquidez que tenga y la confiabilidad que despierte su cambio final por dólares billete.

Volver al listado de noticias